Si eres muy sensible… eres débil?

La sensibilidad juzgada.                                                               Venga…, ¿otra vez llorando?…, ¿por esto te pones así?…, ¿ya vuelves a estar preocupada?…, ¿porqué siempre te pones tan nerviosa?…, ¿ya estás con la cara triste?…, ¿otra vez montarás el drama?…, siempre estás igual…, ¡no se puede ir por la vida empatizando con todo!…¿Cuando vas a empezar a espabilarte y ser un poco más fuerte?

¿Porque aún seguimos pensando que ser sensible es malo, de débiles o de falta de fortaleza?

¿Será que ser una persona fuerte significa no tener aprensión hacia nada? ¿No tener luchas internas porque pocas cosas te afectan? ¿No dudar nunca, ya que las personas fuertes ven las cosas muy claras? ¿Será que ser fuerte es saber exactamente lo que quieres y lo que sientes siempre? ¿Será que ser fuerte es no transmitir emociones? ¿Saber no hacerte tuyo el dolor de los demás?

Será que lo correcto es quedártelo todo dentro, para no molestar a nadie con tus problemas, para no hacer sentir incomodo a nadie, para no parecer una persona demasiado floja, para no aburrir a los demás con los temas de siempre, para no parecer blanda… ¿no querrás que parezca que vas de víctima por la vida?

Será que la persona fuerte es la que no necesita nadie, la que camina sola, la que prefiere no abrirse y no explicar sus dolores, la que no acepta ayuda ni la pide, será que la persona fuerte es la que consigue ahogar al máximo el huracán de sentimientos que le atrapan, o hasta evitar que lo atrapen.

No será que ser fuerte es coger eso que sientes, eso que te pasa, eso que te llega y hacer con todo ello lo mejor para ti, hacer algo que te aporte un poco de luz. No será que ser fuerte no es no sentir; sino saber gestionar eso que sientes. No será no expresar; sino darte permiso para expresar,  no será no compartir; sino saber con quien te resulta compartir, no será no pedir; sino aceptar que igual sola no puedes, no será no silenciarse; sino tener voz sin perder el espacio íntimo, propio y sacar las fuerzas que necesites, para hacer lo que haga falta, junto con la emoción que cargues en ese momento.

No será que, con todo el peso de lo que sientes, de eso que te duele, de eso que te atrapa…, ser una persona fuerte es hacer todo eso que te puede llevar más lejos, que pueda transformar el dolor y las emociones en algo bonito, como por ejemplo seguir creciendo.

La sensibilidad es el don de conectar con los afectos. Nos hace humanos, próximos, vulnerables, reales, transparentes y accesibles. La sensibilidad es una capacidad que nos ayuda a acompañar mejor a otras personas, a comprender a los demás para poder ayudarlos en su camino, nos ayuda a conectar con otras afecciones del mundo, para poder hacer alguna cosa o simplemente comprender, entender y empatizar.

La sensibilidad es una paleta de emociones y las emociones son siempre información que nos ayuda a entender que nos está pasando, porqué nos está pasando y qué podemos hacer para sentirnos mejor.

La sensibilidad es un trampolín, ya que puede ser de una intensidad que nos dé la fuerza para salir de lo que nos daña y para seguir en lo que nos hace bien.

He visto personas muy sensibles estremecerse, mientras hacían algo que para ellas era muy difícil. He visto personas muy sensibles llorando mientras presionaban los dientes, he visto personas muy sensibles temblar de miedo antes de actuar, he visto personas muy sensibles poniéndose a prueba mientras pensaban que no valían nada, he visto personas muy sensibles tristes, hacer algo que aún les dolía más… Que fuertes.

 

Coaching personal

Gemma Pallàs Carceller.

 

SobreGemma Pallàs

Em dic Gemma Pallàs i em dedico al acompanyament d'adults i adolescents, per generar seguretat i confiança per viure sense pors.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: