Qué pensaran de mi?

em preocupa que pensen de miClaro, es que si digo esto… Claro, es que si opino diferente… Claro, es que si no lo hago bien… Claro, es que si expreso lo que siento…

¿Qué pensarán de mí? Seguro que pensarán que soy tonto/a, que no soy eficiente, que debería hacer mejor las cosas, que no soy lo suficientemente inteligente, que no soy la mejor compañía, la mejor amiga, el mejor padre, o la mejor pareja…, posiblemente ni tan siquiera les caigo bien. Seguramente ya me juzgan y critican, seguramente hablan de mí a mis espaldas, seguramente ya tienen una mala idea de mí…

Si este es tu caso, si sientes miedo al rechazo, miedo a no ser aceptado/a, es muy probable que en muchos momentos estés actuando de forma diferente a como realmente eres, opinando diferente de como realmente piensas para entrar en el pensamiento mayoritario, o en muchos casos: no actuando, no diciendo, no haciendo…, así, seguro que evitas un posible rechazo.

 

La falsa aceptación

Si estás modificando tu conducta, tu opinión, tu forma de hacer las cosas o hasta dejando de hacer y decir para conseguir aceptación y evitar la critica y el juicio… Explícame, es no estás siendo tu, está claro que no pueden rechazarte. Pero si no estás siendo tu, ¿a quién están aceptando? ¿A quién están valorando? ¿Con quién están hablando, a quién están mirando con buenos ojos?

La cosa es que si, puede que estés esquivando el rechazo, detrás de una máscara y reprimiéndote, pero la aceptación que deseas, tampoco la estás recibiendo. Porqué no a ti a quien están validando, si no al personaje que has construido. Es por eso que si esta es tu estrategia ante el miedo a no gustar, a que no te quieran, es casi seguro que la aprobación que estás recibiendo, no te llene. Es casi seguro que llegas a casa, que sales de ese momento social, que vuelves a estar contigo mismo/a y no te sientes querido/a.

Y es que si estás haciendo esto, nunca les estás dando a nadie la oportunidad de que te vea, la oportunidad de que le gustes, la oportunidad de que te admiren, te acepten y te quieran. Así que por muchos “no” que te estés ahorrando, no compensan el no permitirse vivir ningún “si”.

 

Ponte ante el espejo.

¿Te has planteado nunca que todo esto que crees que los demás piensan de ti…es probablemente lo que tú piensas? ¿Te has planteado que son tus propias criticas y tus propios juicios los que pones en la mente de los demás? ¿Te has planteado que si crees que los otros piensan “X” es porque este es tu pensamiento sobre ti?

Hazte el planteamiento a la inversa. ¿Crees que una persona que se siente digna, valida, fuerte, que se sabe y se siente con todo el permiso del mundo para recibir aprobación, compañía, amor y valoración de los demás, podrá pensar nunca que estos piensan justo el contrario de lo que él o ella es?

Deja a un lado lo que piensa o no piensa uno o el otro (en el fondo nunca sabrás lo que los demás piensan de ti) y plantéate, cual es el motivo que hace que tú pienses así de ti mismo/a. ¿Qué es lo que no te deja sentirte tan digno como cualquier otro de recibir amor? ¿Que es lo que no te deja sentirte tan suficiente como cualquier otro para recibir valoración o comprensión? ¿Cuales son las ideas sobre tu forma de ser que no te permiten aceptarte?

 

Aprende a aceptarte a ti y no verás falta de aceptación en los demás. Aprende a aceptarte a ti y si realmente hay otras personas que no te aceptan, ya no será tan importante.

 

Muchas gracias.

Gemma Pallàs.

SobreGemma Pallàs

Em dic Gemma Pallàs i em dedico al acompanyament d'adults i adolescents, per generar seguretat i confiança per viure sense pors.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: